¿Es bueno que los empleados vean fútbol en la oficina?

Si bien la productividad de una empresa puede verse afectada al cesar las actividades, la pasión por este deporte podría mejorar el ambiente y las relaciones laborales.
El 18 de junio comenzó en Rusia la Copa Confederaciones 2017. Gritos, banderas y camisetas de colores revivirán en las empresas de ocho países que participan en el torneo, incluido Chile, pues algunos de los partidos están programados en horario laboral.
¿Cómo impactará entonces la paralización de actividades en las compañías cuando juegue la selección de cada una de estas naciones?
Hoy, muchas empresas vinculan el deporte con la filosofía del trabajo en equipo, los retos, objetivos, sacrificio y compañerismo. Sin duda, un paralelismo que fomenta el compromiso y el sentido de pertenencia. “Una fuerza laboral comprometida es productiva, pues los empleados que trabajan conectados con la misión y visión de la organización se sienten valorados y contribuyen en formas reales y tangibles”, afirma la directora de Robert Half en Chile, Karina Pérez.
Es verdad que las horas que se deja de trabajar para ver los partidos de fútbol podrían generar pérdida de rentabilidad para las compañías, sin embargo, este tipo de actividades extralaborales pueden ser también momentos únicos para mejorar el clima interno y fortalecer las relaciones entre jefes y trabajadores.
“La pasión que causa el fútbol en nuestro país no puede ser ignorada por las empresas y sus ejecutivos, y podría ser utilizada en su beneficio, como un canalizador para organizar un evento entre diversas áreas, ponerse de acuerdo con personas que regularmente no toca involucrarse y pensar un objetivo en común, algo que una más allá del trabajo del día a día”, señala la ejecutiva.
Es por esto que muchas oficinas optan por convertirse en un recinto deportivo por algunas horas -con decoración, equipamiento audiovisual y comida-, para que sus empleados puedan disfrutar del fútbol y así, incluso, evitar el ausentismo laboral que a veces se da ante este tipo de eventos deportivos.
Según la organización, tipo de negocio, cantidad de personas, cargos e impacto del cese de tareas, dependerá si será necesario recuperar o no el tiempo perdido, de manera de afrontar los costos de manera conjunta.
En este sentido, la ejecutiva de la consultora especialista en reclutamiento aconseja “especificar claramente las condiciones con anterioridad para que los trabajadores tengan claro lo que está permitido y lo que no, y cómo se recuperarán las horas si es el caso”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *