Diversas reacciones tuvieron concejales de La Serena ante pérdida de edificios patrimoniales

Tras el incendio que afectó en la madrugada de hoy a construcciones patrimoniales de calle Prat –a un costado de la Casa Piñera y frente al edificio consistorial de la municipalidad–, algunos concejales de La Serena no pudieron ocultar su preocupación y malestar producto de esta situación, que se suma a la caída de varios muros de adobe del casco histórico de la ciudad como consecuencia de los últimos eventos climáticos que han azotado a la región.
De hecho, ante el incendio que devastó la Casona Solar Chadwick; el restaurante Rapsodia: el Café Monalisa; la oficina de la Fundación Las Rosas; Turismo Cocha, entre otros locales comerciales, el concejal Alejandro Pino expresó su preocupación y malestar, al respecto.
“Otro edificio patrimonial, al igual que la Casa Piñera, quedará en ruinas, ya que el Consejo de Monumentos Nacionales prohíbe intervenir y no hay recursos para recuperarlo. La semana pasada hicimos una presentación en la reunión del Concejo Municipal, lo que derivó en una carta del alcalde a la ministra de Educación, sobre el particular. Denunciamos que de seguir esta situación, lo patrimonial será un montón de ruinas”, manifestó el edil.
“Por ejemplo, si se derrumba un muro de adobe de una casa patrimonial, Monumentos Nacionales impide retirar los adobes sin un permiso especial, que puede tomar meses para su autorización. Si sigue lloviendo, todo ese  adobe se transformará en un montón de barro. Mientras no exista un fondo especial para proteger el casco histórico, éste, paulatinamente, irá desapareciendo. Igual cosa está ocurriendo con los edificios que corresponden al Plan Serena, que no tienen ninguna protección patrimonial”, agregó Pino Uribe.
Por su parte, el concejal Juan Carlos Thenoux recalcó la necesidad de que exista un plan maestro para poder abordar este tipo de situaciones: “Insisto en la urgencia de realizar un plan maestro para la zona típica de la comuna a objeto de de proteger nuestro patrimonio. Hace un par de años, como integrante de la Comisión de Patrimonio, solicité hacer un catastro para conocer el real estado de nuestras centenarias edificaciones y conformar una mesa de trabajo donde pudieran participar el Consejo de Monumentos Nacionales, la Subdere y el municipio, con la finalidad de gestionar recursos y dar apoyo real en la conservación y protección de los edificios patrimoniales”.
También planteó su molestia, el concejal Robinson Hernández, quien reflexionó respecto al futuro de los edificios patrimoniales: “… Y de nuevo se abrirá el debate sobre quién y cómo se hará cargo de la mantención de las centenarias casas de la zona típica de nuestra ciudad. ¿Serán los arrendatarios o propietarios, la SEC (Superintendencia de Energía y Combustibles) u otro organismo público, garante de que estos inmuebles se mantengan en buen estado y no se conviertan en leña post lluvias torrenciales, terremotos o incendios. Fatal día para la emprendedora del café (Monalisa), que hoy estaba en tabla la aprobación o rechazo de su solicitud de patente de restorán con venta de alcoholes. Ojalá las instituciones públicas y privadas, que algo tienen que aportar para prevenir, hagan algo más allá de las declaraciones contingentes o soliciten un Plan de Revitalización de Barrios Patrimoniales de la BID- Subdere”.
A su vez, la concejala Jocelyn Lizana sugirió que es momento de hacer un Plan Urgente de Recuperación de Monumentos y Casco Histórico de La Serena (Purmych), público-privado, liderado por la municipalidad, tanto para recuperar fachadas como mejorar instalaciones eléctricas, gas, etc., en cual participe un equipo patrimonial municipal multidisciplinario, de al menos tres personas, con dedicación exclusiva, bajo la dirección de la Secplan o Dirección de Obras.
 
“El objetivo de este plan será levantar proyectos de restauración; conseguir fondos externos para la ejecución; mediar fluidamente con el Consejo de Monumentos Nacionales de manera presencial y tecnológica; educar a la ciudadanía respecto al patrimonio reciente (Plan Serena) y no reciente (fundacional); poner en valor el mismo; y comenzar a pensar las grandes obras patrimoniales que en esta época crearemos para heredar a futuras generaciones, así como fiscalizar y sancionar cualquier daño consciente sobre el mismo”, agregó la edil de La Serena.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *