EL 9% DE LOS ESTUDIANTES DE LA REGIÓN TUVO NULA INTERACCIÓN CON SU COLEGIO EN AGOSTO

Mineduc propone plan de 50 días hábiles para que estudiantes desconectados de sus establecimientos puedan continuar con sus estudios y evitar un aumento en la deserción escolar.

 Desde hace más de seis meses las clases presenciales se han mantenido suspendidas producto de la pandemia, lo que ha provocado altos índices de deserción escolar. Actualmente más de 186 mil niños, niñas y jóvenes de entre 5 y 21 años no han completado su educación escolar, lo que podría aumentar a 267.822 estudiantes según proyecciones del Ministerio de Educación.

Para poder identificar los alumnos que estaban perdiendo el vínculo con sus escuelas y liceos, el Mineduc creó la herramienta de gestión de contacto, donde el profesor jefe tiene la información de la matrícula de su curso, y desde ahí los directores de cada establecimiento pueden conocer si los escolares están en contacto de forma constante o se requiere un mayor apoyo.

En la Región de Coquimbo, durante agosto esta herramienta fue utilizada por 161 escuelas, equivalente a más de 36.757 estudiantes, concluyendo que el 9 % de los alumnos tuvo una nula participación escolar, es decir, no se conectaron a clases virtuales, pruebas, o tampoco enviaron tareas, actividades recreativas, o dieron algún tipo de señal al establecimiento.

Mientras que el 19,5% tuvo un grado bajo de participación, los porcentajes asociados a participación media y alta llegan al 27,5% y 44% respectivamente. Existiendo una participación nula en actividades escolares alcanzando el 13% en 1° medio, mientras que en Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) alcanza el 25%.

“Lamentablemente hay un gran desconocimiento sobre la situación de aquellos estudiantes con nula participación en el último mes, tanto en la detección de dificultades técnicas (30%) como en la condición emocional (42%) y laboral (19%). Por lo mismo, es que es fundamental retomar el contacto e identificar las barreras que enfrentan para reincorporarse a la comunidad y mantener el vínculo con sus profesores y compañeros”, señaló el seremi de Educación, Claudio Oyarzún.

Para afrontar esta problemática, el Mineduc lanzó el plan “Estamos a tiempo” enfocado en los alumnos desde 1° básico a 4° medio, que considera un trabajo diario para lograr resultados en 50 días hábiles a través de los textos escolares.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *