Con promedios sobre 6, adolescentes que infringieron la ley terminan su enseñanza básica y media

Ocho jóvenes pudieron completar sus estudios en el centro de justicia juvenil dependiente del Sename, en La Serena. 

En una emotiva ceremonia, ocho jóvenes del Centro Cerrado de La Serena, dependiente del Servicio Nacional de Menores (Sename), se licenciaron de 8vo básico y 2do nivel de educación de adultos.

Los adolescentes pidieron terminar sus estudios pese a la contingencia sanitaria, ya que el Centro de Educación Integral para Adultos (CEIA) Adolfo Pérez Esquivel funciona dentro del mismo recinto.

En su discurso, el director del centro para jóvenes que han infringido la ley, Luis González, destacó que “sabemos que no ha sido un año fácil, pero ustedes nos demostraron un gran sentido de responsabilidad y compromiso con su reinserción. Sus familias y seres queridos están orgullosos de ustedes. Quiero agradecer, además, al cuerpo docente y directora del CEIA, por la entrega y dedicación con las y los jóvenes del centro”.

En la ceremonia se reconoció, además, a dos alumnos destacados de cada nivel, quienes obtuvieron un promedio de notas sobre 6.0.

“Estoy feliz e ilusionada, quiero ir por más. Espero poder estudiar, ya presenté mis antecedentes a la gratuidad y sólo quisiera saber si tendré más becas que me ayuden a financiar mis estudios”, manifestó la adolescente D.P, una de las premiadas.

Finalmente, la directora de escuela, Karina Basaure, reconoció que “los jóvenes que se licenciaron estuvieron de manera permanente participando durante todo el año, a pesar de la pandemia. Tuvieron clases presenciales diferenciadas, con todas las medidas sanitarias, y fueron capaces de seguir un ritmo de cumplimiento de guías de aprendizaje, entre cuatro a cinco a la semana”.

Cabe señalar que es fundamental lograr la continuidad y la trayectoria educativa de los jóvenes para favorecer su proceso de reinserción social.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *